Beach Boardwalk at sunset

Explore Las Regiones

Sanibel and Captiva Islands (Las Islas Sanibel y Captiva)

Estas islas pobladas de palmeras y pinos que la naturaleza creó para proteger tierra firme, son famosas por sus playas y la increíble variedad de caracoles en sus costas, al igual que por su reticencia a permitir una excesiva intrusión del mundo moderno 

Sanibel y Captiva son islas que están conectadas al continente por un puente de tres millas, y en ninguna de las dos islas hay semáforos, y en Sanibel ninguna edificación es más alta que la palmera más alta. En las islas tampoco encontrarán restaurantes de cadena, ni almacenes de grandes superficies.

Sanibel y Captiva han ofrecido tanto una parada ocasional para exploradores españoles como un sitio de recreo para los ricos y famosos, incluyendo a un caricaturista muy especial, Jay Norwood Darling, quien ayudó a crear el refugio nacional de vida silvestre de 6,400 acres que lleva su nombre.

Aquí, los visitantes no sólo disfrutan de dos islas naturales e inalteradas, sino del ambiente que ofrece la vida isleña, de excelentes restaurantes, museos pequeños y, por supuesto, de su abundante flora y fauna nativa. La isla Captiva se siente (y es) más remota que Sanibel, con su pequeña aldea que conecta casas de playa y resorts, de todo tamaño y época, con la “civilización".

Fort Myers Beach

Es difícil imaginar Fort Myers Beach como una remota extensión de área verde bordeada de arena blanca y suave a la cual sólo se puede acceder por barco. Sin embargo, ése fue el caso hasta que se construyó el primer “Little Bridge" para atraer a turistas y habitantes locales a Estero Island, isla de siete millas de longitud, partiendo de Bunche Beach en tierra firme. A fines de la década de los veinte se instaló un puente nuevo (en realidad fue un puente de segunda mano que se trajo de la costa este de Florida), en un lugar cercano al del actual San Carlos Bridge.

Poco a poco, los atractivos de la isla Estero, incluyendo sus numerosas millas de playas de arena blanca, han capturado la imaginación de visitantes locales y remotos. Cada año, esta comunidad playera atrae a miles de visitantes.

La navegación, la pesca y el espectacular parque estatal Lovers Key State Park hacen de esta isla un verdadero parque recreativo. Añada a esto un sinfín de excelentes resorts familiares, acogedoras cabañas, el encanto de la antigua Florida, restaurantes de mariscos frescos del Golfo de México y varios eventos y festivales durante todo el año, y obtendrá un paraíso vacacional en la playa.

La vida nocturna brilla en la punta norte de la isla alrededor del centro de compras y restaurantes Times Square, donde observar la puesta del sol es un pasatiempo favorito.

Fort Myers

Situada alrededor de un núcleo urbano histórico desplegándose varias millas hacia el sur en dirección este a lo largo del río Caloosahatchee, se encuentra la ciudad de Fort Myers, cuyo nombre proviene de un coronel de la Guerra Civil Americana, y cuya larga historia está a la par de la del estado de Florida mismo.

Los nativos de la zona, los indios Calusa, habitaban las islas cercanas. Posteriormente, los pioneros se asentaron en los bosques llanos de pinos, mientras los ganaderos dirigían sus crías a lo largo de lo que es ahora McGregor Boulevard hacia barcos atracados en Punta Rassa. Thomas Edison y Henry Ford le dieron fama a esta área cuando eligieron a la Ciudad de Palmeras como su residencia de invierno.

Actualmente, Fort Myers es una ciudad vibrante con atracciones ecológicas, históricas, culturales, y con todo tipo de comercios: tiendas de gran categoría, anticuarios, boutiques y centros comerciales. El buen comer y la vida nocturna son el entretenimiento preferido al caer el sol: observe un espectacular show a medida que aquél se oculta tras el río Caloosahatchee.

Bonita Springs y Estero

En Bonita Springs y Estero, se pueden realizar paseos por los parques y áreas de vida silvestre, se sumergirá en la historia por elevados senderos ubicados para observar la naturaleza. Los alojamientos incluyen condominios, cabañas y hoteles corporativos.

La moderna Bonita Springs, cuyo nombre proviene de un manantial medicinal situado en los terrenos del Hotel Shangri La, ubicado en la carretera U.S. 41, se conoció inicialmente como el pueblo de Survey. Posteriormente, este sitio remoto fue transformado al principio en una plantación de piña, plátano y coco, y después en un sitio de caza y pesca. La prosperidad del pueblo fue impulsada gracias al ferrocarril y a la carretera Tamiami Trail (U.S. 41) que construyó el urbanista Barron Collier.

Atracciones tales como los jardines pantanosos Everglades Wonder Gardens y el museo de caracoles The Shell Factory (transladado al norte de Fort Myers después de un incendio en la década de 1940) colocaron en primer plano las maravillas de la naturaleza. En la cercana isla Hickory Island, la playa Bonita Beach recibió el nombre de Fiddlerville (la villa de los cangrejos “fiddler" o violinista) debido al gran número de cangrejos violinista que se encuentran en sus costas repletas de caracoles marinos. Actualmente, los visitantes disfrutan de los servicios del parque Bonita Beach Park, así como de la navegación por sus vías acuáticas.

Más al norte, la comunidad de Estero fue fundada en 1904 por los Koreshans, una secta religiosa que en cierto punto llegó a contar con cerca de 10,000 seguidores. Los restos de su “Nueva Jerusalén", en las riberas del río Estero, se pueden observar en el asentamiento de Koreshan State Historic Site, que también incluye a Mound Key, una gran villa y sitio sagrado antiguo de los indios Calusa.

Entre las atracciones más recientes se encuentran excelentes opciones donde comer, entretenimiento en vivo en Germain Arena, y un emporio de comercios que incluyen The Promenade, Miromar Outlets y Gulf Coast Town Center.

Cape Coral

Los urbanizadores que vieron el potencial para disfrutar de un estilo de vida relajado frente al mar en el suroeste de Florida fueron los hermanos Rosen, por lo que crearon comunidades con canales de agua para beneficiar a los amantes de la navegación. Varias celebridades fueron incluso invitadas para promover los beneficios de “el Cabo", como lo llaman los residentes locales.

Hoy en día, esta comunidad ofrece un animado paseo con restaurantes y tiendas a lo largo de Cape Coral Parkway, y una variedad de actividades para niños que incluyen el parque acuático Sun Splash Family Waterpark, el parque de diversiones Mike Greenwell’s Family Fun Park y el recientemente inaugurado parque de patinaje Eagle Skate Park de 27,000 pies cuadrados.

Los amantes de la naturaleza desearán explorar la reserva ecológica Four Mile Cove Ecological Preserve, donde un paseo entarimado les permite caminar a través de un hábitat de manglares.

Pine Island

Peculiar y rodeada por el espíritu de artistas de antaño y del presente, Pine Island es un viaje al pasado, donde encontrará una gran afición por la pesca, las aguas de Pine Island Sound y una reserva acuática sorprendente.

La pequeña Matlacha (se pronuncia mat-lushey) forma un puente entre tierra firme y Pine Island, la cual, al igual que Sanibel y Captiva, cuenta tan sólo con los avisos de “alto" y con la cortesía para dirigir el flujo de tránsito en las intersecciones.

Aunque no sólo encontrará eso, si no que también una región llena de palmeras, frutas tropicales y muchos mangos, pues los habitantes son especialistas en la cosecha de este fruto y en la creación de artes visuales y literarias.

Otro de los atractivos que no puede perderse en Pine Island, es el campo de golf de 18 hoyos Alden Pines, y el sendero Calusa Heritage Trail, un sitio al aire libre donde se recrea la vida de los nativos norteamericanos en Pineland.

Boca Grande y Outer Islands

Boca Grande se ha convertido en un lugar de recreo para los ricos y famosos, pero también para las personas comunes. Hermosas playas rodean la isla y una grandiosa posada embellece los alrededores del lugar. Este encantador pueblo situado en Gasparilla Island es hoy conocido como la Capital Tarpon del mundo.

Cerca de la punta meridional de Gasparilla Island (isla Gasparilla) y rodeando la vieja estación de trenes que llevó la industria hasta esta pequeña villa, se encuentra la encantadora comunidad de Boca Grande. Los visitantes se deleitan con la elegancia casual, las tiendas finas y las millas de senderos para ciclistas que atraviesan la isla.

A corta distancia de su costa, las islas North Captiva, Cayo Costa, Cabbage Key y Useppa Island intrigan a visitantes de diversas edades, habilidades e intereses. North Captiva posee playas inmaculadas, una colección de amplias casas de alquiler y dos restaurantes; Useppa ofrece la posada Collier Inn, un hermoso paseo botánico y el pequeño pero fabuloso museo Barbara Sumwalt Museum.

Cabbage Key es un escape a la civilización que sólo podría haber sido imaginado por habitantes isleños: un pequeño restaurante de hamburguesas y mariscos con una vista espectacular, rodeado por las cabañas de la posada. Cayo Costa, en su mayor parte un parque estatal, es lo mejor que ofrecen las costas prístinas de Florida – amplias playas vírgenes de arena blanca, rústicas cabañas y sitios donde acampar – y abundantes aves y vida silvestre para observar.

.

North Fort Myers

Situado en la costa norte del río Caloosahatchee, North Fort Myers ofrece a sus visitantes una combinación de pueblo y ciudad. Experimente el verdadero ambiente sureño de antiguos robles cubiertos por cortinas de musgo, elegantes granjas de caballos, y riberas tropicales. Además, el área alberga una deleitable variedad de tiendas interesantes y de restaurantes locales.

Los senderos naturales en el interior brindan una excelente oportunidad para pasear a caballo, constituyendo una forma única para explorar los paisajes naturales y observar la vida silvestre del área. Si desea disfrutar del agua, en las marinos cercanas podrá pescar, navegar o participar en excursiones en barco.

Ninguna visita estaría completa sin una parada en Shell Factory, donde hallará la mayor colección de caracoles marinos y corales de todo el mundo. A los niños les fascinarán los tesoros marinos del lugar. El área también ofrece el mercado de pulgas Northside Drive-In. Nuestras aguas son visitadas frecuentemente por vacas marinos, o manatíes, uno de los mamíferos más tímidos y gentiles. Esta especie surgió hace 65 millones de años. A estos animales en peligro de extinción les atraen las cálidas aguas que encuentran río arriba, y se pueden observar a menudo en este entorno natural. Un tour por río tropical a bordo de un barco ofrece la posibilidad de observar al gentil manatí.

Manatee Park es un lugar ideal para poder observar los manatíes de cercañ o bien desde los miradores o bien en kayac que se pueden alquilar ahí mismo. La mejor época para encontrar muchos manatíes es entre enero y marzo.

Al noreste del área se encuentra Babcock Wilderness Adventures, en donde los visitantes pueden realizar recorridos con Swamp Buggy Tours a través de cuatro ecosistemas diferentes, y existe la posibilidad de observar lagartos, panteras de Florida, ciervos, pavos salvajes y jabalíes en su entorno natural.

Lehigh Acres

Lehigh Acres es el sitio ideal para disfrutar de millas de canales de agua fresca, excelente pesca, tenis, equitación, además de senderos para excursionismo y ciclismo. Esta pacífica comunidad de campo ofrece alojamiento para familias a precios moderados.

Las viviendas de Lehigh Acres están bordeadas por canales de agua y comparten espacio con un resort de golf y con restaurantes que sirven comidas auténticas cuyo estilo varía desde alemán hasta caribeño.

Su conveniente distancia de la ajetreada vida cotidiana ofrece la tranquilidad de la campiña floridense, junto con actividades familiares, fácil acceso al aeropuerto internacional y excelentes oportunidades de disfrutar actividades al aire libre.

Visite Greentree’s Admiral Lehigh Resort, un complejo vacacional completo con salones de conferencias y 36 desafiantes hoyos de golf. Otros campos de golf locales también permiten jugar golf de nivel profesional al estilo de Florida.

Además de sus canales, Lehigh Acres tiene 16 lagos bien abastecidos que deleitarán a todo pescador. Las lobinas, mojarras y bagres abundan, y las rampas para botes se encuentran disponibles en toda el área.